- Reseña "Los chicos del calendario. Enero" de Candela Ríos

jueves, 14 de julio de 2016





Título: Los chicos del calendario, Enero
Autor: Candela Ríos
Editorial: Titania
Saga: 1/5

Publicado: Junio 2016
Páginas: 285
Precio: 13,00€
ISBN: 9788416327218
Género: romántica, contemporánea, erótica.


A Candela Ríos nunca le sucede nada de película. Ella es una chica normal con una vida corriente. O al menos eso cree, hasta que su novio la deja por Instagram con una foto de unas maletas y varios hasthags de muy mal gusto. Ahora la vida de Candela ha cambiado. Candela ha cambiado. Ha descubierto que está harta de pensar que ella es el problema y ha decidido convertirse en la solución. El problema son los hombres. Y Candela tiene una teoría que puede demostrarlo. Pero Abril, su mejor amiga, la ha grabado mientras explicaba esta teoría, ha compartido el vídeo en redes y se ha vuelto viral. Ahora todo el mundo lo ha visto, en el trabajo, en su familia, en su ciudad, en su país... Y el país entero ha decidido poner a prueba la teoría de Candela. Bueno, el país y Salvador, el dueño de la revista donde trabaja Candela. Candela ya no es una redactora del montón, ahora está al frente de “Los chicos del calendario” y tiene todo un año para encontrar un hombre de verdad. Uno que le demuestre que está equivocada. 

Doce meses para conocer doce ciudades distintas y doce vidas distintas.

Candela tiene 365 días para descubrir quién es de verdad y convertirse en protagonista absoluta de su vida. 
¿La acompañas? El chico de enero, Salvador, está decidido a enseñarle que para conseguir lo que quiere antes tiene que reconocer lo que de verdad desea.







#TodasSomosCandela

Todas hemos vivido en algún momento un desengaño amoroso, nos han dejado o hemos dejado, hemos sufrido por amor… y nos hemos lamentado de lo mal que está el patio o de lo difícil que es encontrar un hombre “que valga la pena”. Por eso todas somos en cierto modo Candela y nos sentimos tan identificadas con ella.


He de decir que no había oído hablar de la novela, ni había visto el video en Youtube, cuando decidí que quería leerla. Fue de esas novelas que con solo mirar la portada sabes que te va a gustar, y así fue. He leído la novela sin leer la contraportada y me alegro muchísimo de no haberla leído, porque así todo lo que iba leyendo era totalmente inesperado, ya que no tenía ni una mínima pista de lo que podría pasar.



Me parece fascinante como se desenvuelve la historia. Al principio, nos encontramos con que Rubén, la pareja de Cande, el cual vive en su casa y no paga nada, la ha dejado por Instagram, con una foto de sus maletas apestosas en la puerta de su casa:



Rubén es lo más patético de este planeta en serio, ¿no pensáis lo mismo? El hecho de que eso sucediera así es algo nuevo que no había leído nunca, el #InstaBye jaja me gusta la palabra.



Lo que pasa después me encanta. Cande se va con su amiga Abril a un bar, para poder desahogarse mientras se toman unos gin tonic. La cosa no acaba así, porque Cande se pone a soltar un mega discurso, diciendo que a nosotras, las chicas, nos iría de maravilla sin los hombres. Dijo que eran malos amantes, aburridos, sosos y que no saben escucharnos ni seducirnos ni nada de nada. No dejó títere sin cabeza y no se cortó un pelo a la hora de hablar mal de ellos. Pero claro, Abril lo estaba grabando todo con el móvil, sin que Cande se diera cuenta...y lo colgó en Youtube.

Y bueno, ya sabemos cómo es Youtube, como un video guste...se entera todo el mundo. Y es lo que pasó, el video empezó a recibir miles de visitas, a compartirse miles de veces y a haber miles de comentarios en plan “si conoces a mi cuñado seguro que cambias de idea”, “mi primo es un romántico, el te haría ver que los hombres de España si que merecen la pena”...

Cande pasó todo el fin de semana encerrada en casa (encima era año nuevo sabéis) convenciéndose de que partir de ese momento iba a ser Candela de verdad, iba a luchar por sus sueños, por su vida, y no iba a conformarse con tener a un tipo cualquiera a su lado. Sola se está muy bien. (Algo realmente cómico jaja porque cuando leáis la novela, veréis que no es del todo cierto todo lo que dice)






Cuando volvió al trabajo, el señor Salvador Barver la llamo a su despacho para decirle que iba a tener que reducir la plantilla de la mitad, porque la revista Gea no iba bien. Pero que eso podía solucionarse si ella aceptaba hacer un proyecto, el de Los Chicos del Calendario.


A raíz de aquí es cuando empieza la historia del chico del mes de enero. Es realmente fascinante como Cande, va cambiando de opinión, y no poco a poco, si no al contrario, a la vez que ella misma sigue negándose que los hombres no saben seducir, ni hablar ni escuchar a las mujeres. La trama de toda la novela es fantástica y te engancha desde el principio. A mí el libro me duró lo mismo que le dura un chupa-chups a un niño. Estoy deseando saber qué pasa con Salvador (si, su jefe es el primer chico del calendario, es el chico de enero) y sobre todo, quiero conocer a Jorge Agreste, que es el chico de febrero y es de Granada.




Os dejo la imagen de los marca-páginas para que podáis imprimirlos y tenerlos a juego con el libro.



¿Os habéis quedado con ganas de saber más sobre “Los Chicos del calendario”? Os animo a que leáis esta novela, porque es espectacular la forma en la que está narrada la historia, y sobre todo, es diferente. “Los chicos del calendario” me ha dejado un sabor en la boca diferente a otras novelas. Salvador es…Salvador jaja ya descubriréis a que me refiero.



Un saludo a todos mis preciosos y espero que os haya gustado la reseña y que gracias a ella, os animéis a leer “Los chicos de calendario”, porque de verdad, merece la pena.




Pues sí, la historia de Candela tiene tela y, sí, ha cruzado el charco y ha llegado a otros países como México y Argentina. ¿Quieres conocer a sus Candelas?

                                        
                                                    Portada de México

    Portada de Argentina


Si queréis estar mas informados, solo tenéis que visitar Los Chicos del Calendario.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada